Evita juzgar a una persona por su aspecto físico

El aspecto físico es una de las características menos importantes para los buscadores de pareja por Internet: prefieren citas con personalidad y buen humor. Aunque es sabido por todo el mundo, vale la pena reiterarlo: no se debe juzgar a las personas por su aspecto físico. Y esto es especialmente importante en el mundo de las citas online, donde, en realidad, el aspecto físico es lo último que se comprueba.

Por qué es perjudicial guiarse por el aspecto físico

Para empezar, es necesario decir que las presiones sociales imponen un paradigma muy poco realista, que dice que para ser feliz se debe ser joven, bello y delgado. ¿Cuántas de las personas que conoces en la vida real, encajan dentro de este esquema? Muy pocas, ¿verdad? Y sin embargo, muchas de ellas parecen ser perfectamente felices… Es que, como decíamos al comienzo, esos modelos sólo existen en la publicidad, y es muy difícil encontrar la felicidad si te encuentras dominado por la moda y el consumismo.

El tiempo pasa

El tiempo pasa… y su consecuencia inevitable es que la piel pierde lozanía y los cabellos encanecen por sólo hablar de lo más evidente. En el caso de las mujeres, la maternidad también deja huellas en el cuerpo, como estrías y flaccidez, ya que sólo las mujeres muy adineradas o las famosas pueden permitirse ser madres y recuperar en poco tiempo su figura anterior. Para peor la presión social sobre las mujeres es enorme; por ejemplo, los varones pueden lucir algunas canas que hasta los hacen más atractivos, en cambio las mujeres ante los primeros cabellos blancos debemos recurrir a tinturas y coloraciones para disimularlas.

Lo importante es lo interior

Sin embargo, por imposibles de evitar que sean las consecuencias del paso del tiempo sobre nuestro aspecto físico, o aunque nos consideremos personas poco agraciadas por la Naturaleza, nunca debemos descuidar nuestro aspecto, que al mismo tiempo será la verdadera carta de presentación de nuestra belleza interior. Vestir con sencillez, evitar los adornos extravagantes, cuidar el cabello, la piel y los dientes, usar maquillaje discreto, demostrar buen gusto y refinamiento, mostrar nuestra frescura y buen humor, sonreír amistosamente y saber reír con naturalidad serán las mejores armas para conquistar ese esquivo corazón que tanto deseamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*