La seguridad en las citas online

Muchas veces hemos comentado la necesidad de preservar tu seguridad y privacidad en Internet, destacando la importancia de no brindar datos personales sensibles como cuentas bancarias, lugar de trabajo o escuela a la que concurren los hijos. Hoy te daremos algunas pistas sobre las principales herramientas informáticas.

Protege tus equipos

Tu ordenador y tu conexión de banda ancha son tus principales herramientas para conseguir las mejores citas online, por lo tanto, debes protegerlos adecuadamente. Internet está llena de virus y amenazas y nunca se sabe qué puede haber oculto detrás de una inocente dirección de correo electrónico. En la actualidad hay muchas soluciones gratuitas en Internet que puedes adoptar con tranquilidad; te recomendamos instalar como mínimo, un cortafuegos y un antivirus, en especial uno que chequee los correos electrónicos que recibes.

Protege tu privacidad

Para empezar, debes elegir un sitio de citas en línea de buena reputación. Coméntalo con tus amistades, revisa los foros de opinión, lee con atención los reglamentos y normas de los sitios y toma en cuenta las claves que caracterizan a los sitios web serios: sobriedad en el diseño, ausencia de anuncios publicitarios, política de protección de datos de los usuarios y una dirección física a la cual poder dirigirse ante cualquier problema. Te recomendamos visitar varios sitios web antes de suscribirte como usuario a cualquiera de ellos, comparar sus políticas, costos, honorarios y todo otro pago que haya que hacer, pero teniendo en cuenta por sobre todas las cosas, la protección de tu seguridad.

“No hables con extraños”

Los sitios de citas online no asumen ninguna responsabilidad, respecto de los datos que tú mismo brindas a las personas con las que te relacionas a través de esa plataforma; de hecho, sólo se hacen responsables por los datos que ellos mismos te han solicitado. De manera que si tú brindas una dirección de correo electrónico o datos más sensibles a alguien que acabas de conocer, por muy confiable que te parezca esa persona, se trata de tu propia responsabilidad. En Internet, como con todo en la vida, debes actuar responsablemente y preservar tu propia seguridad… como cuando eras pequeña y tu madre te decía “No hables con extraños”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*