Algunas ideas para recuperar tu pareja

Muchas veces la pareja se rompe por motivos que pueden no ser del todo irremediables… En esos casos nos queda la sensación de que no todo está perdido, que todavía amamos a nuestra pareja y que algo podemos hacer para intentar reconstruirla, posiblemente sobre nuevas bases. Pasado el tiempo de dolor y odio que generan las peleas, esos sentimientos pueden transformarse en congoja y melancolía, recordamos los momentos buenos y las características de la persona que hasta hace poco era nuestra compañía… para descubrir que la extrañamos y que deseamos estar nuevamente con él o ella. ¡Es el momento de emprender la reconquista!

La idea es volver a ponernos en contacto con esta persona e intentar que vuelva a enamorarse. Lo importante es tener bien claro si lo que deseamos es volver a compartir nuestra vida con esta persona o sólo extrañamos los encuentros sexuales, así que debemos pensar bien cómo nos acercaremos y qué cosas diremos. Lo peor que podemos hacer es rogar y e insistir, esto no logrará que su corazón vuelva a fijarse en nuestra persona sino que lo más probable es que lo cansemos y asustemos. Tenemos que pensar fríamente el motivo por el cual se ha roto la pareja, evaluar el daño que se ha hecho, ya que no es lo mismo una pareja que se rompe por el paso del tiempo y el desgaste que una que se termina porque alguno de los integrantes ha cometido un error.

Antes de seguir leyendo, tal vez te interese echar un vistazo a este video sobre el tema, donde explican un método para recuperar a tu hombre, o éste otro si a quien quieres recuperar es a tu mujer.

Reflexionar acerca de la pareja y analizar cómo era antes de la ruptura, los motivos de discusión y otros elementos te ayudarán a entender cómo se sentían él o ella y esto permitirá comenzar la relación convirtiéndola en una nueva, en la que sus integrantes son más sabios y comprensivos. Dejar que pase un tiempo es importante; el otro miembro de la pareja también puede sentir la ausencia y descubrir que extraña, y quizás comenzará comience a preguntarse qué siente por ti. Luego de un tiempo, se puede hacer un pequeño acercamiento, en el que lo importante será conversar e interesarse por la actualidad de la vida de cada uno. Seguramente él o ella sabrán, por tu manera de mirarla o por tu tono de voz, que todavía sientes algo… no te olvides que te conoce, no es una cita con un nuevo contacto sino un reencuentro con alguien que sabe muy bien qué y cómo sientes.

Después de este encuentro en el que nada, absolutamente nada debe suceder (a menos claro que ambos lo deseen), será cuestión de dejar pasar otra vez el tiempo para hacer el segundo contacto, por mail o por teléfono, contándole lo que sientes. Ser sinceros y respetuosos es importante… incluso si lo que deseas es volver a tener encuentros sexuales del tipo “sin compromiso” es bueno decirlo ya que quizás la otra persona también te extraña en ese sentido y le gustaría volver. Si luego de escribir la carta o esa charla por teléfono, la relación no puede reconstruirse… paciencia, no siempre se puede pero al menos tendrás la seguridad de haber hecho todo lo posible para recuperar el amor y no haberte quedado con los brazos cruzados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*