San Valentín en línea

El día de San Valentín representa un verdadero desafío para las ciber-parejas, ya que mientras la mayoría se encuentra y puede disfrutar su amor, a uno y otro lado del ordenador puede surgir cierta nostalgia o un sentimiento de tristeza… ¡Recupera la alegría con un día de San Valentín en línea!

Un día a toda conexión

En la actualidad, las distintas plataformas y dispositivos móviles, en realidad, nos permiten estar conectados todo el día y compartir San Valentín en tiempo real. Te proponemos sugerir a tu pareja que honren a San Valentín con toda la intensidad de la comunicación on-line: mensajes de texto, envío de imágenes, mensajes de voz, localizadores geográficos… También pueden ver una película al mismo tiempo cada uno frente a su ordenador, o aprovechar las versiones de San Valentín de diferentes juegos en línea. De hecho, si las parejas que pueden estar en contacto físico no escatiman el envío de mensajes, ¡con más razón si tú y tu pareja están en lugares diferentes del mundo o son una pareja en línea!

Ciber-regalos para el Día de los Enamorados

¿Estás un poco cansado de flores y bombones y en realidad te gustaría brindarle a tu pareja un regalo original, divertido, que exprese en forma no tradicional tus sentimientos y deseos? ¡Internet está llena de oportunidades de regalos virtuales! Además, con el auge de los dispositivos móviles, están de moda los salvapantallas, los tonos para llamada telefónica y mucho más, con la ventaja de que muchos de estos regalos pueden conseguirse gratuitamente. ¿Y qué te parece apelar a tu creatividad, componiendo una tarjeta de San Valentín personalizada y hasta con música? Sólo tienes que investigar un poco en la red y seguramente encontrarás algo que te guste: libros, suscripciones, música, obras de arte o lo que tu imaginación te dicte.

Un poco de historia

Ya que estamos en San Valentín, hagamos un poco de historia… pero no la ya sabida de memoria del santo que se enamoró de la hija de su verdugo, sino un poco más atrás en el tiempo: vamos a la antigua Roma. Cada año, el “XV Kalendas Martias” que no es otra fecha que nuestro 15 de febrero, se celebraban unas fiestas en honor al Fauno Luperco, protector de los lobos, aunque más adelante se comenzó a honrar a Rómulo y Remo, que según la leyenda, fueron amamantados en monte Palatino precisamente por el Fauno Luperco… convertido en loba. La celebración combinaba sacrificios animales, sangre y rituales de fertilidad. En el año 494 de nuestra era las lupercales fueron prohibidas por el Papa Gelasio I y reemplazadas por el día de San Valentín, el 14 de febrero. Sin embargo el espíritu de las lupercales sigue vivo, por ejemplo en los carnavales de Ginzo de Limia, Laza y Verín, en Galicia, donde se repite el ritual de honor a los pastores protegidos por Fauno Luperco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*